martes, 10 de mayo de 2011

La mujer de fe confía en Dios

Se siente agradecida por el profeta que Él ha enviado para estos últimos días y confía en sus consejos y los sigue, porque sabe que al hacerlo hallará seguridad y paz.

La mujer de fe tiene seguridad

Sabe del sacrificio porque sabe de la vida del Salvador.

La mujer de fe es valiente.

No teme mal alguno porque Dios está con ella.